Saltar al contenido
Bienestar > Belleza

¿Cómo complacer (de verdad) a tu novio? 20 secretos…

  • NFT 

Cómo complacer (de verdad) a tu hombre

¡Deslumbra sus ojos!

1- Instalar iluminación ambiental
Instale una iluminación ambiental adecuada en el salón o el dormitorio: debe ser tenue, cálida, más bien amarilla-anaranjada o incluso roja. Especialmente el azul o el verde, colores fríos que no favorecen la emoción.
2- Elige colores cálidos
En su dormitorio o habitación íntima, elija colores cálidos, tejidos étnicos, brillantes y resplandecientes. Cortinas, visillos, alfombras… Evita como la peste el estilo “minimalista” o el estilo “loft de fábrica de moda”, metálico, frío y desnudo. Es antierótico.
3- Ponte guapa
Ponte guapa. Los hombres tienen un código de atracción erótica que entra por los ojos, al igual que los toros reaccionan al rojo (¡parece!), reaccionan a la estética femenina. Prefiere la ropa de colores suaves o cálidos, sexy, sugerente sin ser vulgar, y sobre todo, ¡que te haga ver bien! Pero tú sabes elegir, no hace falta que te aconseje.
4- Maquillarse
Maquillarse: el lápiz de labios, en particular, tiene, según los etnólogos, una resonancia muy erótica: ¡tendría que representar la hinchazón de los pequeños labios del sexo que se enrojecen bajo el efecto del deseo!
5- Sugerir
Sugerencia: si la vista es erógena, mostrar demasiado no es necesariamente así. A la hora de elegir la ropa, no exageres: un escote sugerente que deje adivinar suele ser más erótico que una blusa completamente transparente que deje ver los pechos.
6- Moverse eróticamente .
Muévete eróticamente: la vista no es sólo lo que está quieto. También recoge los movimientos… Y algunos gestos son muy excitantes cuando el resto del ambiente nos permite interpretarlos: pasar la lengua por los labios, cruzar las piernas, acariciar el muslo con una mano, desabrochar un poco más la blusa…
7- Poner un espejo en tu habitación
Instala un espejo en tu habitación. Verse abrazado puede estimular el ardor

Halagar su sentido del olfato

8- Pídele que huela tu perfume favorito
Pídele que huela tu perfume favorito: mete la nariz en un bollo, en una magdalena o en una flor de jazmín y di con la mirada al revés “ese es el perfume que más me gusta, huélelo…”. ”
9- Rocía el aire con un perfume de ámbar
Pulveriza un perfume ambarino, cálido y dulce como el Shalimar, el mitsouko, o un extracto de ámbar o vainilla… O bien opte por el incienso y seleccione un aroma erótico.
10- Llévalo a tu jardín en una bonita tarde
Llévelo a su jardín en una hermosa tarde de verano para que respire el aroma de las flores, que son más encantadoras al atardecer.
11- Perfuma tu ropa
Perfuma tu ropa, introduce bolsitas de lavanda en tus sábanas, por ejemplo.
12- Prepara un baño perfumado
Ofrécele un frasco de agua de colonia para que se rocíe con ella enseguida y te den ganas de poner tu nariz en su piel.

Fomentar el contacto

13- Tócalo como si lo hicieras sin querer
Tócalo como si lo hicieras involuntariamente. Quédate muy cerca de él, un poco demasiado, en su perímetro íntimo. Porque normalmente a menos de 50 centímetros, sólo se deja que la gente se acerque mucho. Pon tu mano en su brazo mientras hablas, pon un mechón de su pelo en su sitio, quita el polvo de una miga (falsa) en su camisa…
14- ¡Patéalo debajo de la mesa!
¡Patéalo debajo de la mesa! Es un clásico, pero sigue electrizando el ambiente. Incluso puedes darle una pequeña caricia por debajo de la mesa, simplemente pasa tu mano por su muslo…
15- En una multitud, abrázalo
En una multitud (estás en una cola del cine, participas en una manifestación), apriétate contra él como si te empujaran. No sabrá si es a propósito o no, y la duda beneficia al erotismo.
16- Invítale a hacer deporte contigo
Invítale a hacer algún deporte contigo: footing, piscina… Cuando sudamos juntos, la comunión de los cuerpos no está lejos. Sin embargo, evite esto si él y el deporte son dos personas.
17- Acaricia tu piel delante de él
Acaricia tu piel delante de él: tu brazo, tu mejilla, con un dedo, un mechón de pelo, como si lo encontraras muy suave… Esto hará que él también quiera tocar tu piel.
18- Háblale muy cerca, justo al oído
Habla muy cerca de él, justo al oído para que sienta el calor de tu aliento, o incluso tu boca contra su cuello. Como si estuvieras susurrando un secreto.
19- Y en tu cama, elige sábanas suaves
Y en su cama, elija sábanas suaves y brillantes de raso o seda, con un aroma… En una palabra, deben ser adecuados para un momento tórrido.
20- Ofrézcale un masaje corporal
Ofrézcale un masaje corporal: nada supera la sensación de ser mimado. Si le duele algo, ¡aprovéchalo! La espalda, la rodilla, el tobillo… si tus manos son expertas en hacer algo bueno, él podrá imaginar que sabes ir más allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *