• Categoría de la entrada:Trabajos atípicos
  • Última modificación de la entrada:26 julio 2022

Estás buscando unas prácticas. Por fin has conseguido una entrevista… Aquí tienes 20 preguntas/respuestas sobre las preguntas clásicas para las que deberías prepararte.

Se trata de no dejarse sorprender por una pregunta clásica a la que el reclutador esperará una respuesta que demuestre tu seguridad.

20 preguntas y respuestas habituales en las entrevistas de prácticas

En pocas palabras, ¿quién es usted?

No es fácil definirse en pocas palabras. Sin embargo, saber hacerlo te será muy útil en muchas situaciones, incluidas las entrevistas de prácticas.

Enumera en un papel tus experiencias profesionales, académicas y extracurriculares, tus pasiones y aficiones, antes de articularlas en un texto de 5 líneas como máximo que comience con «Soy Nombre Apellido…».

¿Por qué has elegido nuestra empresa en lugar de otra?

Esta es una buena pregunta. En este caso, el reclutador simplemente intenta comprobar que no has elegido la empresa por defecto y que tu decisión de realizar unas prácticas dentro de la estructura está bien pensada y motivada. Tranquilízalos.

¿Qué has entendido de las tareas de prácticas propuestas?

Si has hecho bien tu trabajo (y no dudamos de que lo has hecho), has estudiado la oferta de prácticas que te han propuesto y has entendido el interés de sus misiones. Replantea la oferta punto por punto estructurando tus frases de la siguiente manera «Si he entendido bien, el objetivo es realizar tal o cual tarea para…».

¿Qué dirían de ti las personas de tu entorno?

«¡Es muy divertido!», «¡Es muy graciosa!», «Nunca hay un momento aburrido con él…». No, no, el reclutador no espera que respondas con este tipo de comentarios, que son muy agradables pero no tienen nada que ver con las prácticas propuestas.

Identifica las cualidades que tu entorno aprecia en ti y que podrían ser útiles en el contexto de la oferta a la que optas: «Es una persona concienzuda», «Es muy organizada», «Siempre ha tenido curiosidad por aprender». No dudes en ilustrar estas cualidades con ejemplos concretos.

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Esta es una pregunta interesante para el reclutador, pero también para ti, ya que te permitirá hacer un trabajo de introspección muy útil a la hora de iniciar una carrera profesional.

Como mencionamos en este artículo dedicado específicamente a la pregunta «¿Dónde te ves dentro de 5 años?», es una forma de tranquilizar al reclutador sobre la coherencia de tu trayectoria profesional y tu capacidad de proyectarte en las misiones que te serán confiadas.

Cuéntame una experiencia de la que estés especialmente orgulloso

Asegúrese de elegir una experiencia, ya sea profesional o personal, que le resulte útil para su futura tarea de prácticas. Con esta pregunta se pretende identificar cómo eres capaz de capitalizar tu aprendizaje y utilizarlo con provecho cuando llegue el momento.

¿Cuál fue tu mayor obstáculo y cómo lo superaste?

De acuerdo, esta no es una pregunta sencilla. Aquí se trata de demostrar cómo fuiste capaz de convertir el obstáculo, a priori negativo, en una experiencia positiva y útil para tus futuras misiones profesionales.

Basta con identificar una situación que no era fácil de resolver y mostrar cómo conseguiste salir de ella con todas las cualidades necesarias en ese momento… ¡Y para tu futura experiencia de prácticas!

¿Qué motivó tu elección de formación?

Aquí es donde demuestras la coherencia de tu trayectoria académica y lo que motivó tu elección de orientación. Demuestra cómo la formación que has elegido está en consonancia con tu proyecto profesional, es decir, con la carrera que esperas seguir a más o menos largo plazo.

¿Prefiere trabajar solo o en equipo?

No es una pregunta obvia ya que, en cualquier experiencia profesional, te encontrarás con ambas situaciones. El reclutador lo sabe.

En lugar de huir de la pregunta eligiendo sólo una de las dos opciones, dígale que ya se ha enfrentado a ambas situaciones y que una u otra le conviene, ya que se aplican a contextos laborales diferentes. ¿No es la variedad una fuente de riqueza?

Aprovecha para preguntar si las tareas que te propondrán estarán orientadas a equipos o a individuos.

¿Qué has hecho en este hueco en tu currículum?

Es posible que su CV incluya un periodo de aparente inactividad. Esto puede ser el resultado de un año sabático, de una búsqueda infructuosa de un programa de prácticas o de estudio-trabajo, o de preocupaciones personales que han obligado a dejar tu currículum en suspenso…

Sea cual sea el motivo por el que no has indicado nada en tu CV, debes tener una buena razón para explicar este periodo de inactividad y aprender a valorar. ¡Lo más probable es que tu viaje por el mundo te haya abierto a nuevas cualidades útiles en el mundo de los negocios!

¿Qué sabes de nuestra empresa? ¿Y de nuestros competidores?

El secreto para responder a esta pregunta es estar preparado. Puede parecer obvio, pero muchos candidatos siguen llegando a una entrevista sin haber investigado mínimamente sobre las actividades de la empresa y sus principales competidores.

La mayoría de las empresas tienen una sección «Sobre nosotros» en su página web. Consultar la página de Glassdoor de la empresa también será muy útil para conocer la cultura de la empresa y otros aspectos como su política de remuneración. Por último, puedes consultar el informe social y medioambiental de la empresa si lo ofrece.

Y si aún te falta información, no dudes en ponerte en contacto con los empleados de tu escuela o universidad en LinkedIn para hacerles tus preguntas. La mayoría lo agradecerá.

¿Por qué tú y no otro candidato?

¡La competencia está en marcha! Como puede ver, no es usted el único candidato entrevistado para estas prácticas. Sin embargo, no dude de sus cualidades, que sin duda son tan numerosas como las de los demás candidatos. De lo que se trata aquí es de destacarlas de forma concreta, es decir, ilustrando cada una de ellas con un ejemplo de la vida real.

Descubre nuestro artículo enteramente dedicado a la pregunta «¿Por qué tú y no otro candidato?» para aprender a venderte sin presumir.

¿Cuál sería tu puesto de prácticas ideal?

«La que tú ofreces, ¡por supuesto! Si esta respuesta está en tus labios, especifica en esta situación lo que esperas de tu próxima experiencia de prácticas. Descubrir tal o cual profesión, desarrollar tus conocimientos técnicos en tal o cual campo, perfeccionar tu discurso de venta con los consejos y la experiencia de tu futuro tutor de prácticas… Indica las pocas razones que te motivan a realizar estas prácticas en una empresa.

¿Qué crees que puedes aportar a nuestra empresa?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en una palabra: tu EXPERIENCIA. Aunque tengas muy poca experiencia en una empresa, ya tienes una experiencia incipiente. Para definirla, te recomiendo que consultes el punto número 3 de nuestro artículo sobre cómo potenciar tu marca personal.

Estas prácticas están remuneradas con el mínimo legal de 3,90 euros por hora. ¿Es suficiente para ti?

En esta situación, hazte dos preguntas:

¿Tengo alguna otra vía que no sea ésta para realizar mis prácticas?
¿Cuáles son mis gastos diarios para vivir cómodamente?

Si tienes otras ofertas firmes y más interesantes, no dudes en decírselo al reclutador que, si está realmente interesado en tu perfil, podrá pedir un esfuerzo a la dirección.

Si no es así, finge que la situación te conviene y permanece abierto a otras oportunidades mejor remuneradas.

En cualquier caso, no dejes de lado tu calidad de vida por unas prácticas mal pagadas. Y si no consigues una oferta mejor pagada, no dudes en complementar tus ingresos siguiendo el ejemplo de nuestro artículo sobre cómo encontrar un trabajo de estudiante a pesar del toque de queda.

Nombra 3 cualidades y 3 defectos

Esta es sin duda LA pregunta más temida por los candidatos. La que desestabiliza, la que nos hace buscar en nuestro interior defectos que en realidad son cualidades como «demasiado perfeccionista», «demasiado cómodo hablando»… En definitiva, demasiado perfecto.

Aunque en mi opinión y en la de muchos reclutadores, esta pregunta no debería hacerse más, le aconsejamos que divida su respuesta en dos:

Sobre las cualidades, que es una pregunta fundamental, responde con activos reales validados por experiencias reales;
Sobre los defectos, que es una cuestión de forma, responda en la medida de lo posible con humor o con autoburla.

Para profundizar en esta cuestión, consulta nuestro artículo completo «Cuáles son tus 3 cualidades y tus 3 defectos».

Entonces, ¿vamos a cambiar en inglés?

Cette question, je ne la connais que trop bien pour l’avoir expérimenté en tant que candidat pour un stage chez Orano (ex-AREVA) il y a une dizaine d’années. ¿Mi reacción?

Gêne intense et goutte d’eau sur le front, pour ne pas dire stupeur et tremblements.

Yo, que no tenía un gran dominio del inglés en aquella época, estaba convencido de que esta pregunta significaba el final de mi proceso de reclutamiento. Y, por tanto, he intentado tanto bien como mal que me salgan las cosas al máximo con mi inglés aproximado.

¿Qué es lo que me ha salvado? Mi buena suerte, ya que he aprovechado esta etapa internacional para mejorar mi nivel de inglés.

¿Cuándo estará disponible para estas prácticas?

Lógicamente, su fecha de disponibilidad ya está indicada en su CV. Si no es el caso, o si el reclutador quiere reconfirmar esta fecha, es posible que se le haga la pregunta.

También en este caso hay dos tipos de respuestas disponibles:

El enfoque que tiende a firmar su acuerdo lo más rápidamente posible, si no tiene otras pistas o si esta práctica es la que desea absolutamente;
El enfoque que tiende a retrasar si estás esperando otras respuestas o entrevistas para prácticas que te convienen más.

En el primer caso, especifica tu disponibilidad lo antes posible y aprovecha para preguntar cuándo se firmará el convenio de prácticas.

En el segundo caso, indica tu periodo de disponibilidad y espera a que el reclutador se ponga en contacto contigo para una posible firma, sugiriendo un plazo que coincida con tus otras respuestas pendientes.

¿Tienes otras pistas?

En el ámbito de la contratación, como en cualquier otro, la regla es «el primero que llega es el primero que se atiende». Si su perfil fue seleccionado para una entrevista, seguramente fue uno de los muchos. Por tanto, hay muchas posibilidades de que otras empresas quieran conocerle y le ofrezcan unirse a ellas.

Si tiene otras ofertas, no dude ni un segundo en mencionarlas claramente, especificando incluso los nombres de esas empresas si son competidoras. El reclutador no tendrá más remedio que tomar una decisión rápida si no quiere que te vayas a la competencia. Cuanto más demuestre que le quieren, ¡más deseable será!

¿Tiene alguna pregunta para nosotros?

Al final de una entrevista intensa e incluso emotiva (ver punto #17), es posible que quieras abandonar el local para ir a casa, darte una buena ducha y darte un atracón de tu serie favorita de Netflix. ¡No tan rápido!

Cuando se trata de esta última pregunta, siempre es buena idea ser un poco curioso. «¿Cuál es la edad media dentro de la empresa?», «¿Qué pasó con sus antiguos becarios, qué puestos ocupan hoy?», «¿Cuándo cree que podrá ofrecerme una respuesta?»… Enumera 3 o 4 preguntas que podrías hacer al final de la entrevista para concluir el intercambio de forma positiva y reequilibrar el juego de preguntas.

Deja una respuesta

Editorial Staff

En Night Fox Tips, los zorros nocturnos comparten sus mejores consejos para que los disfrutes.